FESTIVAL DE MURALISMO
UN VALLE DE COLORES



Somos ONCE Colectivo Artístico - Creado en colaboración con Asdrúbal Granados “CICATRIZ” con el objetivo de promover el arte urbano en Valledupar, recuperación de espacios; buscando que las paredes de esta ciudad sean un libro abierto para contar historias. Una de las iniciativas de este colectivo es Un Valle de Colores; primer festival de muralismo de Valledupar. Comparto esta visión con un artista colombo francés Laurent Dandrieu Reyes “LOWRAIN” y otros artistas locales entre los cuales se encuentran diseñadores, fotógrafos, músicos y escritores.


En este proyecto me estrené como gestor cultural, dirigiendo y ejecutando con la ayuda de un grupo de jóvenes que acogieron mis ideas y estuvieron dispuestos a ayudarme a hacer realidad este sueño; cosa que no fue fácil en esta ciudad donde por primera vez se realizaba un evento de este tipo.





Para hacer posible este evento, el colectivo realizó visitas a la comunidad del Barrio La Guajira, quienes amablemente abrieron sus puertas y los mayores evocaron con añoranza las costumbres de antaño, aquellas tardes de café y brisa en un barrio de puertas abiertas, donde más que vecinos, se consideraban hermanos. Dándonos así un punto de partida para los temas a tratar en los muros.


El colectivo artístico Somos Once es incluyente, por esto realizamos una convocatoria abierta para artistas locales y nacionales, e invitamos a algunos con reconocida trayectoria, quienes de manera altruista se sumaron a esta iniciativa e hicieron su valioso aporte a una ciudad que necesita estos espacios. Los recursos económicos, materiales y suministros los obtuvimos gracias a el apoyo de empresas privadas, negocios del sector y a la comunidad, quienes tuvieron a bien aportar en la medida de sus posibilidades, brindándonos el apoyo que necesitábamos para poder hacer realidad éste proyecto.


Para mantener la vigencia y cumplir con los objetivos del festival Un Valle de Colores, decidimos implementar el Mural Tour, una ruta guiada que cuenta las historias a las cuales hace alusión cada mural, creando un circuito lleno de color, rico en vivencias y anécdotas del Viejo Valledupar.